A Ortega Cano le cierran el bar y echan a los clientes a la calle


Ortega Cano frente a su bar. PYJosé Ortega Cano no tiene suerte en los negocios

De museo  a Rocío Jurado a cerrado por deudas

Benidorm. Agentes  judiciales han cerrado el chiringuito de José Ortega Cano en la playa de Benidorm. Ha sido este pasado martes aunque la noticia no ha trascendido hasta hoy sábado. El cierre del bar que el diestro posee en primera línea de la Playa de Levante en Benidorm, esta motivado por las deudas contraídas con la propiedad del inmueble. A la hora de redactar esta información que hemos recogido del diario Información de Alicante, solo hemos podido obtener unas breves palabras del entorno torero, que en esos instantes participaba en un festival taurino en Aranda de Duero a beneficio de la lucha contra el cáncer. “Ortega Cano desconocía la existencia de la deuda y de la propia orden de desahucio. Cuando se hizo con las riendas del negocio José aún esta en prisión por el accidente de trafico”. El local ubicado en la Plaza del Torrejó pertenece a Ortega Cano desde hace dos  años. Inaugurado el año pasado, aprovechando un permiso carcelario, ha sido regentado por su hermano Aniceto. Este mismo año cambiaba de nombre “Zerca Belador” y de equipo de restauración. José Ortega tenía pensado  quedarse con la explotación de la Plaza de Toros de Benidorm y fijar su residencia en la ciudad. Ahora con estos reveses parece que todo podría acabar de un plumazo con sus planes. La propietaria del inmueble donde esta el negocio ahora cerrado a cal y canto, no quiere pronunciarse sobre la causa ya que esta en los tribunales y habrá que esperar su resolución. Decir que el local fue reformado por Ortega Cano y que costo un abultado fajo de billetes. Otra cosa, el cierre del restaurante ha sido algo desproporcionado ya que los agentes judiciales llegaron en plena hora punta para echar a la calle, sin miramientos a los clientes.

©Pipe Yale

pipeyale@disparatesmagazine.com

 Ortega Cano © copyright Pipe Yale

Sobre estas líneas José Ortega Cano hace la señal del triunfo. Las imágenes son de esta pasada Semana Santa. Abajo le vemos tratando con los clientes y mostrando las mejoras y cambios que ha efectuado en esta nueva etapa del negocio ya totalmente desvinculado a la memoria de la “Más Grande”, Rocío Jurado.

Hace apenas dos meses el restaurante cambiaba de aspecto, desaparecían de los cristales y las paredes las imágenes de Rocío Jurado y de Ortega Cano, pasaba de ser una autentico museo a la llorada cantante para ser un bar restaurante diferente. Con una carta más elaborada y cara, también cambio el equipo de restauración. El hermano del diestro, Aniceto, era apartado de la gestión del local. Dos meses ha durado el negocio en marcha.                    

©Pipe Yale

pipeyale@disparatesmagazine.com

Para contratar tu publicidad:

publicidad@disparatesmagazine.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *