¿FERRERO SE VENDE POR LA PASTA?


LAS IMAGENES PROHIBIDAS DE LA BODA DE JUAN CARLOS FERRERO

BODA JUAN CARLOS FERREROBODA JUAN CARLOS FERRERO

 POCOS FAMOSOS EN EL ENLACE DE FERRERO Y EVA GIL

MUY MAL ROLLO CON LA PRENSA

El pasado sábado el tenista Juan Carlos Ferrero se casaba en el hotel de su propiedad,  “Hotel Ferrero”  (Bocairent (Valencia) con su compañera y madre de su hijo, Eva Gil. El tenista que había vendido su boda a la revista Hola no quiso que ningún otro  medio informativa diera cuenta del feliz acontecimiento. Este periodista colaborador de la Agencia de Prensa Look desde su fundación, se trasladó hasta Bocairent para cubrir la noticia. Las coordinadoras de “La Agencia Look” habían gestionado el correspondiente permiso para realizar un extenso reportaje del enlace. Los responsables de organizar la boda, ( en los que el tenista delega cuando hay algún acontecimiento familiar) pidieron a “La Agencia Look” los datos del Reportero que cubriría la información, así como una propuesta del trabajo a realizar. En “Look” les facilitaron mi filiación completa, el tipo de trabajo que realizamos. En fin todo, hasta el color de mis calzoncillos. Se mando todo por email y por email nos darían la contestación. Durante la gestión nunca se insinuó el “NO” rotundo. Siempre de buen rollo y dando a entender que había una puerta abierta si nos desplazábamos al lugar (un bonito y “muy caro” hotel en medio de la nada. Hecho a medida para industriales y sus “sobrinas”). El “Hotel Ferrero” actualmente cerrado,  solo se utiliza para celebrar eventos.

     El sábado 4 ante el silencio de la organización y del propio tenista. Este reportero acudía al “Hotel Ferrero”. A las cinco de la tarde (tres horas antes de la boda)  entré en el hotel. Dejamos el coche en el parking interior, tras pasear  por el recinto acudía  a la recepción con el fin de hablar “in situ”. El encargado de recibir a los invitados para darles la bienvenida y las llaves de sus habitaciones, aparecía simpático y colaborador. Pedí hablar con Ferrero, o con el responsable de la organización , o alguien allegado.

El “chaval” que se mostró tan gentil y educado al principio, tras hacer la consulta mostraba ahora una actitud agresiva. Directamente nos echo con lo ya consabido, “Esto es una propiedad privada. Aquí no pueden estar.¡ Váyanse ya !”. No quiso oír nada más. Le había colocado un traje azul marino, y ahora mandaba él.

El simpático “chaval” no accedió a nuestra suplica, dejarnos ir al baño, o facilitarnos agua. Fuera del edificio 43º sin una maldita sombra. Con estos calores lo que hizo este “chaval” constituye una autentica omisión de socorro. Mis cinco “dátiles”,  su cara,.. ¡ Que ganas…!

No hubo manera de contactar con el tenista, ni con su hombre de confianza, al que se había mandado la documentación requerida días antes. El del traje se ponía nervioso por momentos con la eterna cantinela: “Fura, fuera de aquí. Esto es una propiedad privada. No van a hablar con nadie más. Ya le he dado un teléfono, inténtelo. Pero de aquí se van ahora”.,

Como pueden ver nos fuimos a la puñetera calle. En este caso al campo, en medio de ninguna parte. Vimos entrar coches, autobuses , con los invitados.  David Ferrer con su novia Marta Torne, y poco más. El resto de los trecientos invitados  familiares y amigos. Pasadas las diez de la noche, sin haber conseguido hablar con algún responsable, hice “mutis por el foro”. Mañana veremos si Juan Carlos Ferrero ha vendido o no la exclusiva de su boda. Yo lo intente, pero no pudo ser. Aún así conseguí  fotografiar a la novia dentro del coche minutos antes de casarse.

© PIPE YALE

pipeyale@disparatesmagazine.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *