KADAN Y MANUEL


 

TRAVIESO TRAVESTI.

Un “Pibón” se acerca, paseando su perrito de diseño en miniatura por un parque, donde ya no cabe un padre más, y se aproxima hacia tres jóvenes, que hablan sobre motos, puticlubs de moda y fútbol.

-“Hola, chicos…”

<<Su perro huele al mío, y todas las miradas se dirigen hacia mí>>

 

Habla Yeray:

-“¿Dónde vas con la chinchilla?…Siéntate aquí con nosotros… ¿Qué estás?… ¿De paseo?… ¡Tómate una cerveza con nosotros!

 

Habla Emiliano:

-“¡Si, si, si! Que te invitamos a lo que quieras… ¿De dónde eres?…

 

<<Yo sólo miro pupilas, y cómo se abalanzan hacia lo que ven y desean…>>

 

Habla el “Pibón”:

-“Soy de Colombia, y no me apetece tomar nada ahora…Qué perro tan bonito…”

 

Habla Yeray:

-“¿No tienes  novio?”

 

Habla “Pibón”:

-“Bueno, chicos, me voy”.

 

<<Menea el culo con provocación mientras mira a su perrito>>.

 

Habla Kadan:

 

-“¡Cabrones, que era un travesti!…Que yo no os digo nada, ni a vosotros ni a ella, que lo respeto, que sólo lo digo para que lo sepáis”.

 

Habla Yeray:

 

-¡”Macho, sí que es verdad, sí!…Pues yo me la “follaba”…

 

Habla Emiliano:

 

-“Ya me parecía a mí… ¡Pero qué buena está!… ¡Qué guapa es!… ¡Muy elegante y                    dulce!

 

<<Kadan, como es perro viejo, siembra la duda para ganar tiempo, y se va y disimula            que recibe una falsa llamada en su móvil y alcanza a la “chica”, caminando a paso rápido; dos frases inteligentes y una mirada compartida>>…

 

 

Y la foto final es así:

 

<<Ella, disfrazada de hombre, lo azota con un travieso látigo en los glúteos mientras él se quita el sujetador y se frota sintiéndose tan mujer como King Bassinguer,  enculada por Mickey O`Rourke, mientras la encula, (planos “soft”, escandaloso para su época) en una mesa de billar del trastero de su madre>>…

 

¡Nunca te fíes del perro viejo, porque tiene mejor olfato, y se atreve a hacer lo que los demás sólo se atreven a imaginar>>

 

¡¡¡Qué bien se viviría sin prejuicios!!!.

 

Kadan Navarro.
LA MODA ESTÁ DE MODA:

 

 

Ante todo, en este destemplado 16 de Abril del 2015, transita hacia una mejor vida el más que respetable y admirado don Pedro del Hierro, puro apellido forjado en tormentas mediáticas y vaivenes de esta época tan acelerada y convulsa…

¡Viva Pedro, es imposible encontrar a alguien que no haya admirado tus arriesgados diseños, que han cubierto la piel de las más famosas y estilizadas bellezas mediáticas del momento!…

¡Ole, tus cojines, escogiste un camino y nos lo has plantado en la cara, queramos o no! Has hecho lo mejor que podías con los medios y materiales, dones y oportunidades que Dios te ha entregado para desarrollar en esta vida, tan fugaz como ilusoria, tu despliegue de virtudes.

¡Un saludo de corazón desde todos los que intentamos sostener esta nueva revista, que pretende recoger el testigo de otras que quizás hayan quedado anticuadas, dados los digitales tiempos imperantes!

¡Te echaremos de menos, pero mientras permanezcan tus diseños y lo clásico de tu estilo inimitable, seguirás siempre con nosotros!…Espéranos, que nos reunimos contigo en un par de días.

 

Jamás se me olvidará, hojeando en la peluquería de mí exmujer revistas de “Famosos”, el día en que cobré plena consciencia de todos los mecanismos invisibles que nos han llevado a todos a asumir de modo natural la necesidad de siempre seguir ciegamente “la moda del momento”, bajo pena de escarnio público y exclusión social.

 

Ayer, todas las famosas que posan desde revistas y gritan desde platós no cesaban de confesar en impactantes entrevistas mediáticas que lo primero en su vida era la materialización de sus proyectos personales-profesionales, y la consumación de la maternidad ya vendría después (descenso de la natalidad en España).

Hoy, la  siguiente “Moda” obligada, vertida desde cada medio audiovisual capaz de influir en las mujeres de un poblado rumano con antena parabólica instalada con grapas sobre una chabola de uralita y planchas metálicas mal colocadas, proclama lo contrario: Las famosas se están quedando embarazadas, todas, en fila, y, ahora, para ser guay y moderna, hay que quedarse preñadas, ((“que ya los abuelos cuidarán de este pesado retoño, habrá que pagar una canguro y cuatro PlayStation, pero es que he visto en las revistas que todas las famosas ahora enseñan el “bombo” así que yo no voy a ser menos”))…

Y al acudir a la playa, bodas forzadas, aburridos bautizos o bailes obligados en un chiringuito playero, hay que bailar la canción de “Moda” del verano (La “Barbacoa del torero”), o semejantes disparates aceptados, que resuenan a todas horas durante los meses estivales, incluso en la sala de espera de una casa cuartel de la guardia civil, el César obliga…

Pero lo que yo pretendía transcribir y comunicar, más allá de la ácida, corrosiva, y cínica sección que me ha sido adjudicada en esta prometedora revista digital, es lo siguiente: “LA MODA ESTÁ DE MODA”.

Involuntariamente, dada mi chapucera ignorancia estilística, se me ocurrió mostrar calcetines blancos, visibles bajo unos vaqueros sin desgarrar, sin marca conocida alguna visible, y encima perfectamente ajustados a la altura de la cintura (como en el siglo XIX, por lo menos), camino de la parada del autobús; los comentarios que no pude evitar escuchar, me tachaban, como poco, de loco anclado en los tiempos en los que los médicos todavía recomendaban tabaco para facilitar las digestiones. Me confieso un alma simple desconectada de “La Moda” obligada, que nos hace depender más de la opinión de terceros que del gusto o desidia propios…

Dentro de mi suprema estulticia y estupidez innata, no pude evitar el plantearme varias preguntas para-metafísicas con respecto a nuestra dependencia de los coyunturales y pasajeros Cánones estéticos obligados del momento, que nos son impuestos cada vez que pretendemos salir a la calle a fiar una barra de pan.

Y no hablo del triunfo de la exposición de los bajos instintos en el escaparate social cotidiano (tangas visibles ajustados en el omoplato de niñas de dieciséis años), perversa pre-sexualización de los menores, (calzoncillos de Calvin Klein en los chicos, que destacan más que los propios pantalones bajados hasta la rodilla), estética que me hubiera venido bien en mis tiempos de “descuidado”…etc., etc.

Desde mi ignorancia supina y desconexión con el superficial siglo que me ha tocado padecer, me siento presionado para que cada seis meses renueve por completo mi armario ropero, y consumir más y más en un “in crescendo” pavoroso y acelerado, sin fondo de saco…

Antes del cuestionario que os voy a ofrecer con respecto a la “pregunta del millón”, me atrevería a proponeros ahora, antes de volveros locos del todo y sacaros del sistema, la siguiente pregunta, sobre la que me atrevo a formular un sencillo cuestionario, que puede ser contestado mental o físicamente (marque su casilla, mental o físicamente y compruebe su coeficiente de razonamiento deductivo conspiranoide)…

Porque, doy por hecho que todo lector medianamente inteligente alguna vez se ha preguntado sobre quién o quiénes deciden la Moda que obligatoriamente hay que llevar durante el trimestre siguiente; y ya no vale con que una amiga, o las imágenes de una famosa en televisión vistan “X” vestimenta, tonos, colores, y estilo forzoso para la temporada Primavera-Verano.

¡Alguien tendrá que decidir lo que hay que llevar, pura imposición colectiva, aceptada por todos nosotros sin cuestionarnos su origen!

 

CUESTIONARIO:

¿Quién decide lo que hay que ponerse?

 

(Marquen la casilla simbólica, si tienen lo que hay que tener):

 

-1. El club Bilderberg, reunido en el hotel “L’Enfantville”, Verna, Suiza. (Con la obligada cuota de presencia española, véase la Reina, Cebrián…Etc).

 

-2. Los que mandan al Club Bilderberg.

 

-3. Reuniones perfectamente estructuradas entre diseñadores de marca y fabricantes de lujo, siguiendo las consignas de los de arriba.

 

-4. La sala de reuniones de una enorme e invisible nave extraterrestre, donde el consejo intergaláctico de turno decide cómo distraernos y someternos a través de un yugo puramente sensorial y visual.

 

-5. El diablo en persona, para reírse de nosotros a través de su pecado favorito:

LA SOBERBIA.

 

 

<<Hace ocho mil trescientos años, cuando afloraban los primeros profesores universitarios exhibiendo pendientes, “piercings” instalados en diversas zonas corporales, y tatuajes tribales de diseño asomando de la manga de la camisa, me planté en las turísticas arenas de la playa de “La Manga”, Murcia, y mi bendita exmujer me recriminó que exhibiera mis no tan espectaculares atributos, marcados (toreros varios, bailarines clásicos…) a través de un anticuado traje de baño, tipo slip, y me anunció el  creciente auge de la moda de las anti-higiénicas y anti-estéticas bermudas, de uso obligado. Yo la contesté que, si se esperaba un poco, volvería inevitablemente la moda del bañador-slip, pues nada hay nuevo bajo el Sol, y la propia estética consiste en un ciclo eterno que nos propone una y otra vez lo que ya se llevó y caducó y se llevará de nuevo en breve.

Aguardé tres años, di el “cante” con mi bañador playero macarra (inevitable peine gitano asomando, de sospechosa utilización), ignorante con respecto a lo que nos traerían Rappel, la Fuster, y otros semejantes especímenes en un futuro más que inmediato, y, a los tres años acabé comprándome el obligatorio kit de bermudas para pasar desapercibido mientras atendía a los niños en la playa saturada…

Entonces, en el siguiente verano, volvieron los bañadores-slip a ponerse de moda, y yo me sentí desplazado y avergonzado, con mis anticuadas pero modernas bermudas, a la espera de que nos obligaran mediante todos los medios de comunicación posibles, (famosos pagados incluidos), al regreso inevitable de las bermudas, antes de retornar al uso del slip-Tarzán de toda la vida, que usaban mi padre y mi abuelo…

 

-“¡Es que ahora eso ya no se lleva, estás loco!”

-“¿Ah…Sí?… ¿Y quién es el que nos dice lo que hay que ponerse para estar “guay” y formidable durante las próximas semanas? >>

 

La trabajadora textil de esta fábrica de zapatos, enclavada en las afueras de Nueva Delhi, India, lucha por disimular el creciente entumecimiento, la anunciada parálisis artrítica de su mano derecha: Acaba de orinar en el cubo oxidado reglamentario que permiten que sitúe bajo su dura silla de trabajo durante las doce horas diarias de jornada, pero el encargado no puede descubrir tal espantosa debilidad, que la impediría cobrar, con retraso, su casi medio Euro de salario diario…

 

 

MANUEL ESPINO.

 

 

“CITIZENS”

 

 

Con su permiso, queridos lectores, paso a desglosarles la síntesis del resumen del programa electoral que presenta Izquierda Unida, a propósito de las inminentes elecciones del 24 de Mayo:

 

“Proyecto para transformar país, no para romperlo. // Igualdad, libertad, unión, solidaridad, legalización de la prostitución. // Unir en un proyecto común. // No al inmovilismo, a la decadencia ni al populismo. // No queremos venganza, sólo país mejor para nuestros hijos. // Nos apoyamos en plataforma civil ciudadana. // Nos vemos a través de las redes sociales. // Cada vez, más agrupaciones, actos y participación social. // Este país: Corrupción instaurada en cimientos de país, y crisis galopante. // En Cataluña, otras regiones, t.b., se cuestiona la unidad del país= peligroso// Somos (progresistas) el Cambio, queremos  a España en siglo XXI. // Utilizamos red, con el A.D.N de ciudadanos libres, porque somos libres.//…

 

Bien, queridos lectores, lo siento por la tomadura de pelo, pero acabo de extractar, textualmente, el ideario del grupo político “CIUADANOS”, puro centro-derecha en teoría… (Comprobable por google, en “Ciudadanos YouTube”).

 

Me temo que esto da mucho que pensar:

O todos los partidos políticos esgrimen exactamente el mismo ideario idealista y demagógico, o los porros del pasado han comenzado a pasarme factura… Por lo visto, el loco debo ser yo, porque nadie más parece darse cuenta: El oportunismo, en un panorama socioeconómico tan desolador como el nuestro, campa a sus anchas y confunde al aturdido ciudadano con ofertas hermosas, vagas e inconcretas.

Si “Podemos” se aprovecha del voto descontento de la izquierda y del voto de castigo en general (aún desinflándose por momentos ante las descafeinadas matizaciones últimas, recientes, en cuestiones de economía internacional, y los lamentables detalles sobre su financiación que nos van entregando con cuentagotas quienes hurgan en su basura), “Ciudadanos” atrae el voto de la derecha descontenta con la gestión del “PP”, o perpleja ante la profunda escisión interna de “UPD”…

Se ha roto el reparto de la liga, ya no hay adivino capaz de predecir cómo se cortará la tarta finalmente y, al menos, el aburrido y repetitivo show de siempre se impregna de cierta emoción e intriga, que ya se echaba un poco de menos.

 

¡Entre Albert Iglesias y Pablo Rivera, nos van a apañar el día!

 

MANUEL ESPINO.

 

 

 

“CIUDADANOS II”.

 

Desde luego, no puedo estar más de acuerdo con las palabras de mi camarada apolítico, y no podía contener más la risa cuando estaba “picando” su texto, cual escudero que porta la espada de don Quijote, porque acaba (como diría Clive Barker en una de sus novelas de terror) de “estirar vuestros labios hacia arriba, como un guante al que se le da la vuelta”…O, como diría también mi compinche, “Por la boca muere el pez”, y cada uno se ahorca con la soga que más le gusta. Y no en vano cito a este revolucionario del género de terror, que acaba de derribar de un soplido “La casa del cerdito”…

¿Lo ves, joven inocente? Que te faltan muchas tablas, y que no tienes ni un toque de picaresca española. Y acudes a los mismo asesores que ya fueron asesorados por los que controlan Internet, que tanto dices que es libre…

Me pareces un tibio que habla de libertad, voluntad y ganas de cambiar el mundo, a través de Internet, porque Internet es la herramienta para el cambio, pero primero vamos a llenar el saco de jamón y vino, “pá” andar el camino…

Yo, querido tocayo, no te acompaño a ningún lado, porque tú quieres hacer política por mí, y todavía no estoy tan atrasado. A diferencia de ti, creo que Internet es de todo, menos libre.

Estimado Albert: El término medio es el término medio, y un César Romano no es precisamente un tibio. Muy prematuro, y mezcla de inmadurez con excesiva confianza.

¡Albert, ya han buscado en tu basura!

El problema de Pablo Iglesias fue la impaciencia, el tuyo es un suelo muy resbaladizo!.

 

 

Desde luego, no puedo ver estas nuevas caras sin verme a mí mismo.

KADAN NAVARRO

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *